¿Que es la Teoterapia?

«La palabra «Teoterapia» está compuesta por el prefijo «Teo», que significa Dios y «Terapia», del griego terapeunón, que significa proceso curativo o sanador.

Este término viene siendo usado desde hace ya algunos años dentro del lenguaje cristiano; en un principio con mucho recelo, ya que la Teoterapia abarca conceptos y teorías que están incluidos dentro de la Psicología, Sociología, la Psiquiatría y a partir de años recientes hace parte del currículum de carreras como la Medicina y la Enfermería; en Canadá y los Estados Unidos, se requiere que los centros de salud tengan en cuenta la fe de las personas y por ende la consideración espiritual de los pacientes.

Hay estudios probados de la influencia de la Fe en la sanación de las personas, de acuerdo al National Cancer Institute (InstitutoNacional del Cancer en USA).

Por ejemplo, en la Física Cuántica se han realizado ensayos sobre la influencia de la oración en células cancerosas, animales y plantas que han arrojado resultados positivos.

¿A qué se refiere la Teoterapia? La Teoterapia considera al ser humano como un ser humano integral, es decir como un todo y no la suma de partes aisladas (cuerpo, alma y espíritu), ya que cada una de las partes contiene a la otra y una afecta a la otra.

Sabemos por ejemplo (comprobado científicamente) que ciertos casos de artritis tienen su origen en problemas emocionales; artritis producida por un esquema de pensamiento, donde vemos como las emociones influyen en el cuerpo hasta el punto de hacer que los huesos puedan «torcerse»; sabemos que el 80% de las enfermedades son sicosomáticas; es decir se originan en la mente.

Debemos conceptualizar que la Teoterapia es una modalidad de consejería cristiana, que se basa en la utilización de principios bíblicos establecidos, aplicados a los conocimientos médicos con respecto de la psicología, que fue utilizada por primera vez por el Dr. Mario E. Rivera quien es un experimentado psicólogo además de pastor y que a través de màs de 

 35 años de desarrollarla ha ayudado a que muchas personas sean restauradas emocional y físicamente; por consiguiente su origen bíblico esta basado en 

1ª Tesalonicenses 5:23: "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo."

Gladys Concepción

Psicóloga clínica